Capítulo
Mantenimiento y Renovación del Parque de Contadores
Libro
Evaluación y control de fugas en redes urbanas
Páginas en las que aparece este capítulo
27
ISBN
84-609-1473-9
Año de publicación
2004
Resumen
La instalación y lectura periódica de los contadores de agua permite a las empresas suministradoras conocer el consumo de cada abonado y cobrarle en consonancia con el volumen utilizado. Sin lugar a dudas, se puede afirmar que constituyen un pilar fundamental en la gestión técnica de cualquier abastecimiento. Por ello, resulta imprescindible, de cara a maximizar los ingresos por facturación y optimizar los costes de mantenimiento de los instrumentos de medición, conservar el parque de contadores en las mejores condiciones posibles así como seleccionar adecuadamente el tipo de aparato más apropiado. Es conveniente destacar que el término las mejores condiciones posibles no implica necesariamente que los contadores hayan de mantenerse y renovarse de tal modo que el error de medición de los mismos sea mínimo. Más bien hace referencia a que, considerando las condiciones particulares de un determinado abastecimiento, siempre es posible encontrar una frecuencia óptima de sustitución y mantenimiento. Evidentemente esta periodicidad en el reemplazo de los instrumentos será esencialmente función del precio de venta del agua, del coste de los instrumentos y de las características de los consumos de los usuarios. Básicamente se plantean dos cuestiones a resolver. En primer lugar debe seleccionarse el tipo de contador, escogiendo el más adecuado entre los disponibles en el mercado. En este caso, las variables a considerar en la elección del medidor tendrían que ver con su calidad metrológica, su tecnología de medición, su rango de medida, robustez, coste, etcétera. En segundo lugar, debe determinarse el tiempo que los contadores han de permanecer instalados para obtener el máximo rendimiento de los mismos. En esta última cuestión pueden influir otros aspectos como los condicionantes legales, que podrían llegar a exigir una determinada frecuencia de renovación de los aparatos. En cualquier caso ambas cuestiones han de resolverse simultáneamente, tal y como se verá más adelante. La solución a ambos problemas, referentes al tipo idóneo de contador y su frecuencia de renovación, tiene un enfoque eminentemente económico. Es decir, independientemente de las restricciones impuestas la solución buscada es la que genere un menor coste para la empresa de abastecimiento o lo que es lo mismo, la que maximice su beneficio. En este sentido, el planteamiento de la metodología pasa por analizar los costes, o los beneficios, que suponga o aporte cada instrumento de medida. En cualquier caso ambos enfoques, análisis de costes o beneficios, son equivalentes y deben conducir a soluciones idénticas. En el epígrafe correspondiente se desarrollaran convenientemente ambas metodologías, proponiendo modelos de decisión para distintas restricciones.
Lineas de investigacion a las que pertenece