Capítulo
Mantenimiento y Renovación Del Parque de Contadores Atendiendo a Criterios Técnico-Económicos
Libro
Medición e intrumentación en los sistemas hidráulicos
Páginas en las que aparece este capítulo
42
ISBN
84-609-1472-0
Año de publicación
2004
Resumen
Mejorar la gestión del parque de contadores puede beneficiar económicamente de forma muy importante al abastecimiento, puesto que se pueden aumentar significativamente los ingresos sin incurrir en costes adicionales elevados. En la presente conferencia se abordarán los aspectos más destacados y los parámetros sobre los que los abastecimientos deben hacer hincapié para disminuir el volumen no registrado por el parque debido al subcontaje En la conferencia precedente se describió de forma general cómo calcular el volumen no registrado por los contadores. Para ello, se debía tener en cuenta tanto la curva de consumos clasificados característica de la población, como la curva de error media de las diferentes subpoblaciones del parque. Por tanto, y como punto de partida, cualquier abastecimiento debería realizar estudios de consumo que le permitiese conocer el nivel de incidencia de fugas en los domicilios particulares de los abonados, así como muestreos estadísticos del parque todos los años para estudiar la evolución de la precisión de cada tipo de contador. La importancia de las fugas en los domicilios particulares radica en que la mayoría de contadores no pueden detectarlas a no ser que el caudal de las mismas sea elevado. La precisión con que se mide el consumo está fuertemente condicionada por la presencia o no de fugas, ya que en caso de no ser detectadas todo el volumen consumido en ellas va a parar al apartado de volumen no registrado. Entra entonces en juego otro parámetro característico del contador: su caudal de arranque. Un contador que tenga un caudal de arranque bajo, menor que el caudal de fuga, tendrá en general una buena precisión. Sin embargo un contador con un caudal de arranque mayor que el caudal de fuga tendrá una mala precisión (tanto peor, porcentualmente, cuanto menor sea el volumen de agua consumido a caudales medios/altos). Consecuentemente, se ha de desechar la idea de instalar una única clase de contador en todo el abastecimiento, puesto que el contador adecuado está muy relacionado con la cantidad de fugas y el patrón de consumo característicos de las viviendas, que a su vez están condicionados por los aparatos que se coloquen y la configuración de la instalación interior. Por ejemplo, es muy elevado el número de fugas en las instalaciones con mal mantenimiento y en las válvulas de boya de los aljibes (Andreu et al 1998). Es por tanto recomendable llevar a cabo un estudio en campo que proporcione información sobre el tipo de instalaciones en las que es más probable la aparición de fugas para poder identificar las viviendas en las que pueda ser interesante montar contadores de una clase metrológica mejor. Por último, comentar que en muchas ocasiones existe un porcentaje elevado de contadores parados cuya precisión es nula. Realmente, a la hora de trabajar, se consideran estos contadores como cualquier otro contador, solo que tienen una precisión cero en todo el rango de medida. Cuanto mayor es el número de contadores parados de una subpoblación menor será la precisión global media obtenida para esta subpoblación. En cualquier caso, en el capítulo relativo al cálculo del volumen no registrado por contadores domiciliarios se aborda en detalle este tema.
Lineas de investigacion a las que pertenece